Últimas notas de prensa

Síguenos

Contacto

Esperanza Serrats
esperanza@serrats.com
Tel. 946 187 280

Conservas Serrats logra un método para reutilizar la salmuera

  • La nueva solución tecnológica desarrollada por el centro tecnológico AZTI y la conservera de Bermeo permite la reutilización de la salmuera residual procedente de la cocción del Bonito.
  • Conservas Serrats pasará de gestionar 265 toneladas de salmuera a gestionar sólo 26,5 toneladas con la consiguiente disminución del impacto ambiental.

Conservas Serrats es una empresa comprometida con el medioambiente, por lo que lleva años trabajando en distintas áreas con el objetivo de reducir el impacto medioambiental de su actividad. Entre sus proyectos más recientes están la instalación de paneles solares en sus instalaciones para cumplir con su política de “uso responsable de la energía” y la reducción del consumo de de agua en sus procesos. Ahora, crea un nuevo proyecto para reciclar la salmuera procedente de la cocción del bonito.

Hasta el momento, Conservas Serrats separaba las salmueras de cocción de bonito de las aguas residuales para gestionarlas como residuo. Esto suponía un importante coste de gestión transporte, almacenamiento y tratamiento, ya que, por su alta salinidad, se complica su vertido a la red de saneamiento. Además, implicaba un importante impacto medioambiental.

Con el objetivo de encontrar soluciones innovadoras y medioambientalmente favorables para este problema, se crea el proyecto RESALTUN, liderado por Conservas Serrats y el centro tecnológico AZTI. Esta iniciativa ha sido apoyada por el Gobierno Vasco, mediante las ayudas I+D+i ofrecidas por el Departamento de Desarrollo Económico e infraestructuras Dirección de Calidad e Industrias Alimentarias.

Como consecuencia de este proyecto, basado en la tecnología de nanofiltración, se ha creado un proceso de biorrefinería para dar una segunda vida a la salmuera generada durante la cocción de bonito, lo cual posibilita evitar el vertido.

Gracias a la amplia experiencia de AZTI en la reducción, reutilización y valorización de  subproductos alimentarios, Conservas Serrats ha logrado convertir el 90% de la salmuera que se desechaba en una salmuera regenerada y limpia preparada para su reutilización en nuevas operaciones de cocción. Esta solución, pionera en el sector, hará que Conservas Serrats pase de gestionar 265 toneladas de salmuera a gestionar sólo 26,5 toneladas con la consiguiente disminución del impacto ambiental.

Asimismo, el 10% de la salmuera restante tiene componentes de alto valor, por lo que, dentro del marco de este proyecto, Conservas Serrats está buscando una solución para la valorización del concentrado proteico obtenido. De la mano de AZTI, la conservera de Bermeo investiga soluciones viables para la comercialización de este concentrado de proteínas de pescado, ya sea como materia prima para la elaboración de productos en alimentación humana o animal, o incluso para la producción de biofertilizantes.

EITB se ha hecho eco de este proyecto innovador mediante el siguiente reportaje emitido en televisión el 4 de agosto de 2022:

Asimismo, la noticia ha aparecido en otros medios como Deia, El Diario Vasco, El Faro de Vigo y TVE (Telenorte 1 -a partir del minuto 10:38 y Telenorte 2 -a partir del minuto 8:19).

SOBRE SERRATS
En 1890 José Serrats se estableció industrialmente en Bermeo con el deseo de conservar y llevar a los lugares más alejados la deliciosa frescura y sabor de los productos del mar Cantábrico. Ayudado por la excepcional calidad del pescado y la implantación de las nuevas técnicas de conservación provenientes de Francia, rápidamente la marca Serrats introdujo sus elaborados en los mercados a nivel internacional.

Desde entonces Serrats elabora conservas siguiendo un cuidadoso proceso artesanal, aprendido y mejorado a lo largo de cinco generaciones.

Comprometidos con el pasado y con proyectos de futuro. La tecnología de regeneración de las salmueras como estrategia de revalorización de residuos, es un paso más que reafirma el compromiso de Serrats con sus valores.

Esta medida de economía circular es la guinda que se suma a un proyecto de compromiso sostenible en el que se lleva trabajando varios años. Energía de origen renovable para los procesos de fabricación, reducción de la huella hídrica, o materia prima de origen MSC, son la estrategia de vinculación de Serrats a los Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos por la agenda 2030.

En Serrats se apuesta por garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles, aumentando la eficiencia de los recursos a lo largo de las fases de producción y consumo del ciclo de vida, incluida la extracción de recursos, la producción de insumos intermedios, la revalorización de desechos y la reutilización de productos.

Como empresa conservera, para Serrats es vital conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos; por eso es miembro activo de “Bermeo Tuna World Capital”, que promueve a nivel global la gestión sostenible en torno al atún como recurso natural desde el conocimiento científico y el liderazgo de las buenas prácticas.

Además, Serrats cuenta con la certificación MSC en sus productos, que garantiza una pesquería sostenible certificada.

Muchas de estas medidas surgen de colaboraciones en proyectos como el citado en este artículo con AZTI o el proyecto HONDORFOOD o CIRCULAR BERRINDARTZEA.

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Notas de prensa relacionadas

Conservas Serrats refuerza su compromiso con el medio ambiente con un sistema para reducir el consumo de agua

Conservas Serrats refuerza su compromiso con el medio ambiente con un sistema para reducir el consumo de agua

En el marco de su compromiso con el medioambiente, Conservas Serrats lleva años trabajando en distintas áreas para conseguir minimizar el impacto de su actividad. Por ejemplo, más del 35 % de la energía utilizada en su fábrica de Bermeo proviene de la energía solar, gracias a la instalación fotovoltaica que realizó en julio de 2021 y que evita la emisión de 52 toneladas de CO2 al año. Ahora, la conservera da un paso más con un proyecto para reducir el consumo de agua durante el proceso de esterilización.