Serrats entre las mejores anchoas del Cantábrico: “Simplemente, espectaculares”.

El restaurante Casa Urola ha acogido recientemente una cata de anchoas del Cantábrico “con cocineros que conocen bien el producto, que valoran el aroma, tamaño, la limpieza, la sal, la textura, todo lo que influye en el sabor final de la anchoa”. A ella asistieron Pablo Loureiro (Casa Urola), Paul Arrillaga (Bar Zazpi), Humberto Segura (Antonio Bar), Beatriz de Pablo (Mirador de Ulia) y Carlos Garrancho (Juanito Kojua).

El Diario Vasco ha publicado en su “Guía Gastronomika” un reportaje sobre la cata, junto a una selección que “quiere mostrar algunas de las mejores anchoas para no fallar en la elección y quedar bien siempre”. Destaca que la anchoa del Cantábrico es un producto fácil de consumir, basta con abrir la lata, ponerla en un plato, aderezar con AOVE al gusto, y disfrutar; pero para llegar a ese momento hay todo un proceso que hace que las anchoas se diferencien entre unas y otras y eso es lo que trataron de distinguir los expertos en la cata de Casa Urola.

En este sentido, explica que la selección, la salazón y la limpieza son las labores en las que Serrats pone especial empeño:

Una empresa con más de 125 años en Bermeo es Serrats. Una anchoa que se ha convertido en sinónimo de calidad y que continúa haciéndose de manera artesana. La selección, la salazón y la limpieza son las labores en las que ponen especial empeño. Y por eso es por lo que salen las piezas uniformes, perfectamente limpias y con todo el sabor de una magnífica anchoa del Cantábrico.

En su reseña (ver imagen) explica que “estas anchoas artesanas de Bermeo destacan por su gran tamaño, su suavidad y su profundo sabor a mar” y el proceso que se sigue para ello:

Esta anchoa se pesca en el Cantábrico en primavera. Se seleccionan sólo las de gran tamaño y se dejan madurar en barriles con sal entre 6 y 12 meses. Cuando están listas, se “afeitan” y limpian a mano hasta el extremo para por último acompañarlas con un aceite de oliva suave que les aporta un punto justo de jugosidad y sabor. Cinco generaciones avalan el trabajo de Conservas Serrats que combina la compra de pescado fresquísimo en lonja con un minucioso proceso de elaboración artesanal. Simplemente, espectaculares.

Acerca de Serrats:
Fundada en 1890 por José Serrats, Conservas Serrats (Hijos de José Serrats S.A.) es una de las conserveras del cantábrico líderes en la elaboración de conservas de bonito del norte, atún claro y anchoas del cantábrico de la máxima calidad. Todos sus productos se elaboran siguiendo un cuidadoso proceso artesanal, perfeccionado y transmitido a lo largo de cinco generaciones. Este esmerado trabajo junto a la selección de las mejores materias primas – pescados, aceites y envases -, son la garantía para conseguir el objetivo de Conservas Serrats: conservas de una calidad excepcional.

¡Comparte!