Conservas Serrats, caso de éxito en Expansión

Reportaje sobre Conservas Serrats en Expansión

  • Expansión señala la importancia de instalarse en Bermeo, a orillas del Cantábrico. Uno de los puertos más importantes del país.
  • El diario especializado en información económica y empresarial destaca la diversificación e internacionalización de Conservas Serrats, como estrategias fundamentales en su crecimiento.
  • Ignacio Serrats explica que la tecnología se emplea siempre en busca de la calidad, y no tanto de la eficiencia.

El diario económico Expansión ha publicado un artículo sobre la historia de éxito de Conservas Serrats. Empresa conservera, fundada en 1890, y dedicada a la elaboración de conservas de Bonito del Norte, Anchoas del Cantábrico y más productos del mar de máxima exquisita.

El artículo titulado “Un traslado con visión de futuro” comienza contando que, hace casi 125 años, José Serrats se mudó de L’Escala (Cataluña) a Bermeo, convencido de la calidad de los productos del mar Cantábrico. Allí fundó Conservas Serrats, una de las empresas más antiguas del sector conservero de Euskadi.

Asimismo, explica que Conservas Serrats fue pionera en implantar técnicas de conservación provenientes de Francia, lo cual le permitió abrirse pronto a los mercados europeos.

Así, desde 1914, la exportación es una de las principales actividades de Conservas Serrats y actualmente representa el 32 % de la producción.

“Asistir a ferias internacionales es una de las estrategias principales que emplean para conseguir nuevos clientes. “Lo esencial es conocer muy bien el negocio y transmitir así lo mejor de cada producto; por ejemplo, pensamos que nuestra baza es emplear la tecnología en busca de la calidad y no tanto la eficiencia”, asegura Ignacio Serrats, actual gerente de Conservas Serrats. Italia, Alemania, Estados Unidos y Suiza son sus principales destinos, y ahora acaban de asistir a la Feria Sial, en París, una de las más importantes del sector agroalimentario”.

En este sentido, Ignacio Serrats explica que para Conservas Serrats es muy gratificante llegar a diferentes mercados:

“Lo más gratificante es llegar a diferentes mercados y que nuestros productos ‘gourmet’ estén en las mejores tiendas de algunos países. De vez en cuando, los amigos nos mandan fotos de las conservas en negocios especializados, por ejemplo, de Nueva York o Copenhague.”

Además de iniciar pronto la internacionalización, Ignacio Serrats explica a Expansión que la diversificación fue también muy importante en Conservas Serrats. De hecho, al principio la empresa se dedicaba exclusivamente a la elaboración de filetes de anchoa, pero con las nuevas técnicas abarcaron diferentes tipos de pescado, todos de origen cantábrico, así como nuevas maneras de envasado.

“El espíritu de mejora siempre estuvo presente en este negocio familiar y por eso, poco a poco, fueron introduciendo diferentes maneras de envasado. Con la incorporación de nueva maquinaria pasaron del barril de madera a latas de gran tamaño y pequeñas, para el consumo doméstico, hasta el tarro, uno de los más demandados por la clientela actual”.

En definitiva, el artículo refleja que a lo largo de cinco generaciones se han vivido numerosos cambios, pero el proceso productivo ha variado poco: se ha ido perfeccionando la técnica para lograr una mayor calidad, pero siempre manteniendo la pesca tradicional y la elaboración artesanal.

 

Artículo completo sobre Conservas Serrats en Expansión (PDF, 111 Kb)

¡Comparte!